Contáctanos ahora
  • Llámanos

    Whatsapp 968 462 141 · Recambios 625 677 421 · Taller 608 099 494 · Centralita 649 579 257

  • Donde encontrarnos

    Como llegar

 Los volantes del futuro ya están aquí

Los volantes del futuro ya están aquí

El automóvil no ha parado de crecer y de evolucionar desde su nacimiento, allá por finales del siglo XIX. Sin embargo, este proceso evolutivo, si bien se ha ido trasladando a la mayoría de los elementos que componen estas máquinas, no se ha producido en un elemento de importancia capital para el control del vehículo, como es el volante.

Y es que estos elementos de dirección de los vehículos, desde su implantación en 1898, momento donde reemplazaron a la caña, no han cambiado de forma sustancial. En la actualidad, existen varias propuestas que pretenden que estos elementos sufran un salto en su evolución y donde el fin último es conseguir una conducción autónoma.

El volante de un vehículo puede contribuir sustancialmente a aumentar ese efecto de placer a la hora de conducir. Pero también puede convertirse en toda una pesadilla si este elemento no es de buena calidad, y sobre todo a la hora de llevar a cabo largos recorridos. De esta forma, alcanzar la conducción autónoma del vehículo permitirá poder prescindir del volante si se desea. Este hecho presenta una serie de conjeturas en cuanto modificar el sistema actual de conducción de automóviles.

Desde que en el año 1898 la marca francesa de automóviles Panhard et Levassor decidiese implementar los primeros volantes en sus coches, la evolución técnica de estos elementos se ha ido produciendo sobre todo en apartados como el confort, la seguridad y la precisión, pero sin alejarse del principio básico del volante como elemento de conexión entre la voluntad del conductor para dirigir el vehículo y la transmisión de esta información a las ruedas del mismo.

Una vez cumplida esta premisa, en las últimas décadas hemos visto evoluciones en este apartado como, por ejemplo, la dirección asistida, las columnas de dirección colapsables, las relaciones de giro variables en alta gama y la intervención de otras ayudas o asistencias electromecánicas. De esta forma, en algunos coches ya es posible conducir sin que se necesite mantener las manos sobre el volante para no perder la trayectoria.

Asimismo, la continua evolución en este apartado nos ha situado ante propuestas como la de la firma estadounidense de vehículos eléctricos, Tesla, que pretende reemplazar el diseño clásico redondeado de los volantes tradicionales, por un nuevo modelo con forma de cuernos, que está inspirado en los controles utilizados en la industria aeronáutica y donde se ha prescindido de elementos como las palancas de luces y limpiaparabrisas hasta los controles de cambio automático de las marchas.

Esta propuesta perturba sobremanera a las voces más conservadoras del mundo del automóvil, ya que a todos les viene a la cabeza la misma cuestión: ¿Cómo se le indica al vehículo si queremos circular hacia delante o hacia atrás?

La respuesta a esta cuestión fue resuelta por físico y magnate sudafricano, Elon Musk, quien señaló que:

El coche determinará la posible intención del conductor, dependiendo del contexto.Elon Musk

De esta forma, en circunstancias puntuales como el estacionamiento junto a un muro, el sistema del vehículo deducirá que tras haber reducido la marcha, el siguiente paso debe ser iniciar la marcha atrás. En este punto, se debe tener en cuenta que hasta que el sistema no haya sido totalmente perfeccionado, puede y se dará el caso de que se produzcan errores. Para ello, se debe puntualizar que el conductor también tendrá el poder de elegir la dirección que desea tomar a través de una pequeña pantalla táctil que el automóvil llevará instalada, de la misma forma que los dispositivos multifunción de audio y grandes pantallas que se observan en determinados modelos de automóvil. Asimismo, si el sistema se encuentra en óptimo funcionamiento, podrá ser capaz hasta de evitar posibles accidentes derivados de errores no voluntarios del conductor, como pueden ser la selección de una marcha incorrecta de manera manual.

  • Evitar posibles accidentes a baja velocidad
  • Corregir errores involuntarios del conductor
  • Etc

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?